El streaming de vídeo ha llegado para quedarse al mercado publicitario tras la crisis sanitaria

El streaming de vídeo ha llegado para quedarse al mercado publicitario tras la crisis sanitaria

Anunciantes y marcas ven el vídeo en streaming como una plataforma idónea para trabajar, por lo que deberán tener en cuenta diversas claves que marcarán el futuro a medio y largo plazoA estas alturas de 2020, tras haber superado seguramente la peor parte de la pandemia por el coronavirus, no debería sorprendernos que el sector del vídeo en streaming haya repuntado como lo ha hecho, sobre todo tras el confinamiento y el Estado de Alarma. Sin embargo, aún no sabemos cómo afectará este “boom” al mundo en general tras la crisis sanitaria, ni cómo encararán este nuevo panorama los profesionales del marketing interesados en trabajar con estas plataformas y estos formatos.Por eso mismo, Alexandre Mercier, director de telecomunicaciones, medios, entretenimiento, estrategia con clientes y marketing de Bain & Company ha reunido a su equipo de Nueva York, para asociarse con Google con la intención de estudiar cómo ha influido el coronavirus en los hábitos relacionados con el streaming de vídeo de los ciudadanos estadounidenses. De este modo, este conjunto de profesionales y expertos ha sido capaz de descubrir y compartir cinco claves sobre los cambios en este sector y en este panorama.Como decimos, no cabe la menor duda de que el vídeo en streaming ha resurgido con más fuerza que nunca a nivel publicitario, y con motivos de sobra. El sistema en streaming permite a los anunciantes llegar a su audiencia deseada con más precisión, ya que aquí pueden elegir los contenidos que consumen, y alcanzar además audiencias que se escapan cuando recurren exclusivamente a la televisión. A su vez, el distanciamiento social y el cierre de locales, restaurantes o cines ha terminado por impulsar el streaming en los últimos meses.Esta tendencia al alza ha hecho que los anunciantes se interesen por adaptarse a este mercado dinámico, tratando de estirar su inversión en medios, pero con la duda de saber si el streaming ha llegado finalmente para quedarse. Muchos anunciantes no saben realmente cómo sacar partido a este aumento de las audiencias, ni cómo entender este panorama tan cambiante, lo que ha propiciado precisamente este estudio.La intención de Bain & Company y Google ha sido responder con este estudio a toda esa serie de interrogantes, por lo que han encuestado a más de 3.500 adultos en Estados Unidos para conocer su opinión. Gracias a ello, han podido averiguar cómo ha influido el confinamiento en sus hábitos de visualización de contenidos, para saber también qué costumbres mantendrán a largo plazo, comparando esos hábitos de 2020 con los que pudiesen tener en 2019. Así es como han averiguado esas cinco tendencias clave:1. La crisis del coronavirus ha acelerado la implementación del streaming de vídeo:En nuestro estudio, el 79 % de los hogares dijeron que ahora ven servicios de streaming de pago y financiados con publicidad en comparación con el 76 % que dijeron que lo hacían hace seis meses. Con respecto a las suscripciones de pago, el uso se ha incrementado más en los últimos seis meses (18 %) que en todo el año 2019 (14 %).2. Hay un límite en cuanto al número de servicios que los usuarios están dispuestos a pagar, pero los servicios financiados con publicidad como YouTube están ahora más presentes que nunca:Los encuestados respondieron que se suscriben a más servicios de pago hoy (de media, 2,8) que hace seis meses (2,4), pero dejaron claro que sus ganas de ver contenido de pago tienen límites. De media, el número máximo de suscripciones de pago que los consumidores están dispuestas a mantener durante más de seis meses es tres o cuatro. Sin embargo, cuando los servicios son gratis y se financian con publicidad, como YouTube, su demanda aumenta hasta entre 3,85 y 5 servicios.3. El contenido de creadores está en auge y YouTube es líder:De media, tanto en servicios de vídeo de pago como financiados con publicidad, los encuestados dijeron que ahora ven más noticias (+25 %), menos programación deportiva (-17 %) y más contenido de creadores (+27 %) que en los seis meses anteriores. Además, mencionaron YouTube como el servicio de streaming al que más recurren para ver contenido generado por usuarios y creadores.4. Lo que ve la gente y cómo lo encuentran está cambiando:Entre los encuestados, el 40 % dijeron que hay más probabilidades de que vean contenido en formato largo (vídeos de más de 20 minutos) que hace seis meses. También están usando más los servicios de streaming para descubrir nuevos contenidos. El 40 % dijeron que hay más probabilidades de que vean contenido basado en lo que encuentran, en comparación con el 21 % que con más probabilidad ven contenido basado en recomendaciones de amigos que hace seis meses.5. La vuelta a la rutina habitual probablemente haga que se den de baja de alguna suscripción:Los encuestados respondieron que es posible que la relajación del distanciamiento social y otras medidas en respuesta a la crisis del coronavirus influya en sus hábitos de streaming. Un cuarto de los encuestados (el 26 % de los usuarios suscritos a servicios de vídeo bajo demanda) tienen pensado cancelar al menos una suscripción de pago en los próximos 12 meses.Es probable que sigamos notando altos y bajos en cuanto a cómo y dónde ven contenido los consumidores, pero parece que el streaming ha llegado para quedarse. Los anunciantes no deberían preguntarse si deben asignar parte de su presupuesto al streaming, sino cómo pueden llegar a la audiencia donde consume ahora el contenido. En los próximos meses, los anunciantes tendrán que adaptar sus planes para ir donde les lleven las oportunidades financiadas con publicidad. No te pierdas nada de MarketingDirecto.com y únete a nuestro Telegram t.me/MarketingDirecto


Source link

Leave a Reply

Close Menu